Artículos

LCD

La limpieza de las pantallas planas
Como consecuencia del cambio a la TDT, los usuarios de la televisión se vieron obligados a comprar un sintonizador/receptor para seguir viendo los programas televisivos. El gran nerviosismo de antemano se calmó en seguida a realizar que efectivamente no se quedó nadie sin poder ver sus programas favoritos. Y como suele ser con cada novedad – dura hasta que salga otra noticia y convierte la novedad de ayer en agua pasada.
Salieron a la venta las pantallas planas, adaptadas a recibir la TDT y en técnica HD, un conjunto prometedor de poder disfrutar los programas televisivos tanto en calidad visual como de sonido igual que en el cine. Pero polvo y suciedad en la pantalla empeoran la calidad de la imagen. No se puede evitar que con el tiempo cada televisor se ensucie. Pero para la limpieza es aconsejable no hacer caso a los consejos de la abuela. Televisores son delicados y con productos equivocados se puede provocar rasguños, pantallas pueden perder el brillo y superficies pueden emborronar.
Antes de empezar con la limpieza hay que apagar el televisor y sacar el enchufe. Si el televisor estaba funcionando antes y está caliente, se debe esperar una hora hasta que se haya enfriado.
Se debería quitar el polvo de la pantalla por lo menos una vez por semana. También con esta tarea se debe presta atención a no tocar la pantalla con ningún objeto que pueda causar rasguños. Ranuras, esquinas y teclas se limpian con un pincel suave. Para que solo las cerdas tengan contacto con el aparato se debe mantener una posición escarpada con el pincel. Las rejillas de altavoces sólo se limpian dos veces al año. Simplemente se quita el polvo con una aspiradora, utilizando el cepillo. Pero también en este caso hay que comprobar antes si el cepillo se encuentra en un estado perfecto, ya que hasta un granito de arena puede causar arañazos.
Después de una cena en casa con la Guia TV de la television española o la Programacion TV, que aun no consiguieron dejar de fumar hay que tener en cuenta que capas de nicotina y huellas dactilares empeoran la calidad de la imagen. Mejor es quitarlo en seguida. Utilizando un paño de micro fibra hay que asegurarse también que este esté completamente limpio, luego se lo humedece muy poquito con agua. Se sujeta el televisor de pantalla plana con una mano por detrás, con la otra se aprieta el paño suavemente encima de la pantalla para limpiarla. Hay que tener especial cuidado para evitar que se escurra liquido encima de la pantalla y penetre en el aparato. Con un segundo paño limpio y seco se seca el televisor con mucho cuidado. Para atenerse a lo seguro se recomienda volver a encender el televisor pasados algunos 30 minutos.